Es la realización de un conjunto determinado de movimientos corporales con el fin de provocar efectos mecánicos sobre el sistema nervioso, según el orden que se organice el movimiento.

Los cambios inflamatorios en el tejido neural se producen principalmente por tres motivos:

  1. Por tejidos vecinos musculoesqueléticos (interfaz).
  2. Disminución del flujo sanguíneo en el nervio (hipomovilidad).
  3. Inflamación propia del nervio (neuritis).

Las estructuras neurales presentan cierta capacidad de deformación interna gracias a su tejido conectivo.

Aprovechándonos de ello podemos tratar el Sistema Nervioso dependiendo de sus diferentes funciones mecánicas (tensión, compresión y deslizamiento). En PODOclínic Castellón aprovechamos estas funciones para darle un tratamiento individualizado al paciente.

Con esta terapia podemos obtener efectos muy positivos en la sintomatología del paciente tanto en términos de dolor, como en la movilidad neural y en la recuperación de la fuerza.