La onicocriptosis o uña encarnada es la patología ungueal por la cual la uña se incrusta o penetra en la piel provocando dolor, inflamación y enrojecimiento del dedo.

Las uñas pueden ver afectada su morfología o crecimiento debido al calzado inadecuado, a la genética, o a enfermedades o procesos internos del propio cuerpo, infecciones bacterianas o infecciones fúngicas. Por ello pueden incrustarse temporalmente o de forma permanente, según sea el origen de la alteración en su estructura.

Existen otros factores que predisponen a su enterramiento, como la morfología de los rodetes ungueales, el corte incorrecto de las uñas, la hiperhidrosis (aumento de sudoración), el embarazo, la propia curvatura de la lámina y la práctica de diferentes deportes, como por ejemplo el futbol.

Con nuestro tratamiento conservador o quirúrgico aliviaremos de forma inmediata tu dolor.

Desde Podoclínic Castellón queremos informarte de las múltiples funciones que tienen las uña. Sirven como recurso prensil y para el tacto, protegen los vasos sanguíneos de los dedos y además tienen una función estética. 

Queremos que tus uñas estén sanas y no te produzcan molestias, por eso disponemos de diferentes tratamientos que van a ayudarte a no sentir dolor si es que presentas alguna alteración ungueal.

Diferentes tratamientos para las uñas encarnadas

Conservador

  • Técnica manual:

Eliminación de la espícula (fragmento de uña) que se encuentra enterrada, se realiza mediante una técnica indolora, no obstante, disponemos de productos que permiten suavizar las molestias del abordaje si el paciente lo requiere. 

Este tratamiento no es siempre resolutivo porque no actúa sobre la causa de la uña encarnada, solo actúa sobre la consecuencia, la espícula clavada. Es el tratamiento más común y es recomendable realizarlo una vez al mes en casos recidivantes o crónicos.

Dispositivo de plástico que se coloca pegado sobre la lámina ungueal para controlar o corregir la curvatura excesiva de la uña. Es una técnica indolora que permite reeducar la uña. Suele ser efectiva a corto y largo plazo, en algunos casos llega a ser resolutiva para la patología ungueal según sea la deformidad de la uña y los otros posibles factores asociados a dicha dolencia.

Es una opción alternativa o previa a la cirugía.

Quirúrgico:

Eliminación de la espícula (fragmento de uña) que se encuentra enterrada de forma permanente.  Es una solución definitiva para los casos que lo requieren, la técnica quirúrgica puede acompañarse de otros procedimientos para conseguir un mejor resultado.

Este procedimiento se realiza con anestesia local y tras el acto quirúrgico el paciente sale caminando de la consulta, posteriormente a la intervención se realiza un seguimiento en el que se llevan a cabo diferentes curas.